Buscar
08:06h. domingo, 29 de noviembre de 2020

Calderón sabía de la corrupción de García Luna: excomisario de PF; no había evidencia, responde

El excomisario General de la Policía Federal División Caminos envió dos misivas en 2008 al exmandatario, quien dice que tales cartas no hacen ninguna acusación específica

Ciudad de México, 13 de diciembre de 2019. El expresidente Felipe Calderón aseguró que las cartas que le envió el excomisario General de la Policía Federal División Caminos, Javier Herrera Valles, no revelan algún grado de complicidad de Genaro García Luna con el crimen organizado.

 En su edición de este viernes, REFORMA informó que Herrera Valles sostuvo que Calderón Hinojosa no podía decirse sorprendido por la captura de Genaro García Luna porque desde el 2008 le informó al entonces Presidente de los actos de corrupción.

 El ex comandante recordó que en aquel año envió dos misivas al jefe del Ejecutivo federal para darle a conocer que el entonces Secretario de Seguridad Pública federal incurría en nepotismo, colocaba en puestos claves a personajes reprobados en los exámenes de control de confianza y otros vinculados con el crimen organizado.

 «He logrado rescatar las versiones periodísticas de tales cartas. Es importante resaltar que no hace ninguna acusación específica de complicidad del Ing. García Luna con el crimen organizado, ni mucho menos de las acusaciones que se le están formulando ante la justicia de Estados Unidos», aclaró.

 Según Calderón, tampoco «hizo referencia a circunstancias de modo, tiempo y lugar, ni se presenta ninguna evidencia del tema específico».

 «Lo que hace, como él mismo indica en sus textos, es denunciar lo que en su opinión constituyen ‘graves irregularidades operativas y administrativas’, pero no denuncia ni acusa casos de corrupción o complicidad con el crimen organizado».

 Calderón aseguró, entonces, que no tenía conocimiento de los hechos de los que es acusado García Luna, los cuales ni siquiera, destacó, son mencionados en dichas misivas.

 «Estaré atento a la evolución del juicio en contra del mismo, porque soy el primer interesado en conocer la verdad, al igual que todo México», sostuvo.

 El michoacano explicó que los originales de las cartas «deben estar en los archivos de la Presidencia de la República, aunque como el propio remitente señala, la primera de esas cartas no fue presentada de manera formal en la oficina presidencial y reconoce que probablemente no llegó a mis manos».

 «Toda la correspondencia recibida en la oficina de la Presidencia (se recibían miles de documentos) era analizada por un equipo de trabajo que la turnaba a la dependencia competente para su atención», refirió.

 «En el caso particular, como el propio entrevistado señala, las cartas fueron remitidas a las autoridades competentes, tanto a la PGR, como a la Secretaría de la Función Pública, como a la Comisión Nacional de Derechos Humanos, además de las Cámaras tanto de Diputados como de Senadores.

 «Todas las cuales le dieron curso legal y estoy seguro estuvieron atentas a la presentación de evidencias, sin que hubiese instrucción alguna de mi parte de frenar su desahogo ni posibilidad de hacerlo, al menos en el caso del Congreso».

 En opinión del exmandatario, de la lectura de las cartas se desprende que Herrera Valles se queja de la creación de la Policía Federal, tanto en su organización y estructura como en la integración de algunos de los nuevos funcionarios, algunos por falta de aprobación del examen de confianza y otros por inexperiencia.

 «Manifiesta su desacuerdo con la nueva estructura de la policía y de la participación de la Policía Federal en ciertos operativos. Se queja también del nuevo uniforme de la Policía Federal. Pero, insisto, se refiere a irregularidades operativas y administrativas, no hace acusación explícita o implícita de complicidad del Secretario con el crimen organizado», reiteró.

Texto: Mayolo López / Agencia Reforma / Fot