lunes, 30 de enero de 2023 00:03h.

Japón recuerda a las 140 mil víctimas de la bomba de Hiroshima

hiroshima-bomba-twitter
hiroshima-bomba-twitter

Tokio, Japón, 6 de agosto de 2018. Japón recordó hoy el aniversario del lanzamiento de la bomba de Hiroshima por parte de Estados Unidos en 1945, que causó unos 140 mil muertos.

Unas 50 mil personas, entre ellos supervivientes, se reunieron junto con el primer ministro Shinzo Abe y representantes de más de 80 países para guardar un minuto de silencio a las 08:15 horas (23:15 GMT del domingo), el momento en el que hace 73 años un bombardero estadounidense B-29 lanzó la bomba.

La ciudad de Hiroshima devastada por la bomba lanzada en 1945 por Estados Unidos

El ataque al final de la Segunda Guerra Mundial contra Hiroshima, ciudad ubicada a 700 kilómetros al oeste de Tokio, inició la era de las armas nucleares. Fue la primera vez que fueron usadas contra seres humanos.

Decenas de miles murieron en el acto, pero hasta finales de 1945 la cifra de elevó a 140 mil por los efectos a largo plazo de la explosión.

Un hombre entre los escombros que dejó la bomba de Hiroshima. 140 mil personas murieron

El aniversario de este año se recuerda ocho meses después de que la Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares (ICAN) recibiese el Nobel de la Paz 2017.

El alcalde de Hiroshima, Kazumi Matsui, alertó en la ceremonia de hoy de que “ciertos países están proclamando descaradamente un nacionalismo centrado en sí mismos y modernizando sus arsenales nucleares reavivando tensiones que se habían reducido al final de la Guerra Fría”.

“Si la familia humana olvida la historia o deja de enfrentarse a ella, podríamos volver a cometer un terrible error”, dijo Matsui, que instó al Gobierno japonés a liderar a la comunidad internacional hacia “el diálogo y la cooperación en un mundo sin armas nucleares”.

Una encuesta realizada por la agencia Kyodo mostró que el 81 por ciento de los supervivientes quiere que Japón firme el Tratado de Prohición de Armas Nucleares.

Estados Unidos lanzó una segunda bomba atómica contra la ciudad de Nagasaki tres días más tarde, causando la muerte de unas 74 mil personas. Japón capituló ante las fuerzas aliadas el 15 de agosto.